Social Host Ordinance (la ley del anfitrión social): es una ley para prevenir el consumo de alcohol por los menores; y  castiga al anfitrión de una fiesta, reunión, o evento que provea y/o permita que un menor (persona menor de 21 años) consuma alcohol. Todas las ciudades y áreas no incorporadas en el condado de San Diego han adoptado esta ley.

Las consecuencias: Cualquier persona que sea el anfitrión de una fiesta, reunión, o evento donde los menores consuman alcohol podrían ser…

  • Multados o arrestados
  • Multados hasta por $1000
  • Encarcelados hasta por seis meses
  • Responsables del costo de los servicios de la policía

Multas en Vista y Oceanside:

El folleto adjunto provee más información acerca de la ley del anfitrión social.

Entrenamiento para las Autoridades: Cada año, NCPC hace un entrenamiento en las oficinas del alguacil en Vista, el departamento de policía de Oceanside y el departamento de policía de Carlsbad sobre la aplicación de la ley del anfitrión social.
 
Fortaleciendo Comunidades, Reduciendo el Acceso de Alcohol entre Adolescentes: En el 2009, NCPC produjo un video de 15 minutos para educar a la comunidad hispana sobre el problema del consumo de alcohol en los menores de edad. El video explica las consecuencias del consumo de alcohol en los menores incluyendo las posibles consecuencias legales por violar la ley del anfitrión social.  También incluye recomendaciones para prevenir el consumo de alcohol en los menores de 21 años. 

Para pedir una copia gratis del video:

Campaña para Concientizar al Público: NCPC ha implementado varias campañas para concientizar y educar a la comunidad acerca de la ley del anfitrión social.  Las campañas han incluido lo siguiente:

  • Anuncios Espectaculares en la carretera 78 entre Vista y Oceanside:

  • Anuncios en los autobuses de North County Transit District:

  • Pancartas colocadas en calles principales en Vista y Oceanside:

  • Youth Voice Project: un proyecto desarrollado por miembros de nuestra coalición de adolescentes (NCPYC) para alertar y recordar a los padres de familia que el proveer y permitir que personas menores de 21 años consuman alcohol es contra la ley.